¿Qué restaurante te apetece conocer?

Fedegustando te ayuda a escoger tu próximo restaurante ;)

Boncheando un Vegafina Fortaleza 2

Por Pablo García-Ramos

Boncheando un Vegafina Fortaleza 2. Pablo torciendo un Vega Fina

Pablo torciendo un Vega Fina

En días pasados tuve la oportunidad de comprobar de manos de una torcedora caribeña qué novedades nos depara la tabaquera Vegafina. La firma dominicana lanza al mercado la serie Vegafina Fortaleza 2, una continuación de la línea a la que nos tenía acostumbrados sin abandonar las señas de identidad de la marca pero añadiendo más pujanza al cigarro.

Para mostrarnos las lindezas de esta nueva colección el club de fumadores Viñals invitó a Audelina Elisabeth Peguero, una maestra torcedora dominicana con más de catorce años en tratos con las hojas del tabaco. Aunque Audelina está especializada en una de las fases más delicadas de la producción -el rolling o enrollado -, nos ilustró sobre la técnica y los secretos que encierra la elaboración de un buen cigarro, que siempre empieza a partir de una buena selección de las hojas de tabaco y de los diferentes pisos foliares de la planta.

Comenzamos por el bonche, fase donde se van plegando las hojas de tabaco unas con otras para formar la tripa del puro que se reúne en una faja de tabaco llamada Capote. Este proceso es quizás el más comprometida ya que debe de guardar un justo equilibrio para que esté compacto y ligero a la vez. De aquí va a depender que la combustión del futuro cigarro sea buena. Ese hatillo irá a la prensa donde pasado un tiempo prudencial –sobre veinte minutos-volverá a la mesa. En esta fase, las manos de la torcedora comprobarán la consistencia del producto durante el rolling y lo volverá a envolver con una hoja de tabaco más húmeda y elástica llamada capa que conforma la cara exterior del puro. Para finalizar, se corta la boquilla para ajustarlo al tamaño de la vitola, se coloca la anilla y listo para encender.

Durante la entretenidísima demostración pudimos probar las virtudes de estos puros de fortaleza media que están presente en las cavas de los estancos bajo tres presentaciones: Gran Corona, Panetela y Short Belicoso. En su elaboración utilizan tabaco dominicano 100%. Para la tripa emplean el denominado piloto ligero dominicano, sembrada en la Camele; olor dominicano para el capote y la capa es de criollo mexicano que le aporta un atractivo color carmelita al cigarro. Esta liga dominicana configura un cigarro de fortaleza media con sensaciones suaves pero con una pizca de emoción respecto a la línea clásica de Vegafina.

El resultado es un cigarro de muy buena manufactura, con una capa muy cuidada y una buena combustión. Tiene un comportamiento muy homogéneo durante los tres tercios del cigarro sin apenas matices que los diferencien. Es sin duda, una buena noticia para los amantes de la firma que buscan algo más de intensidad en la fumada aunque, no nos engañemos, defrauda un poco las expectativas de los amantes de los tabacos fuertes.

Boncheando un Vegafina Fortaleza 2. Prensado de bonche. Torcedora Vega Fina

Prensado de bonche

 

Boncheando un Vegafina Fortaleza 2. Estirando la capa del cigarro

Estirando la capa del cigarro

Boncheando un Vegafina Fortaleza 2. Audelina Elisabeth Peguero, maestra torcedora

Audelina Elisabeth Peguero, maestra torcedora

Serie Vegafina Fortaleza 2.

Origen: Rep. Dominicana

Presentaciones:

PANETELA VEGAFINA

114mm longitud/Cepo 36

Tiempo de fumada aprox.: 20 min

Presentación en caja de madera de 25 cigarros.

Precio: 2,20 €

SHORT BELICOSO

103 mm longitud/ Cepo 52

Tiempo de fumada aprox.: 35 min

Presentación en caja de madera de 10 cigarros

Precio: 3,65 €

GRAN CORONA

149 mm longitud/ Cepo 46

Tiempo de fumada aprox.: 40/45 min

Presentación en caja de madera de 10 cigarros

Precio: 3,45 €

pablo

DEJA UN COMENTARIO