¿Qué restaurante te apetece conocer?

Fedegustando te ayuda a escoger tu próximo restaurante ;)

Chez Leon, algo más que mejillones con patatas fritas

By Pablo García-Ramos

 

La familia al completo

A partir de la Exposición Universal de 1958 Bruselas se convierte en la capital mundial de los “moule-frite” o, lo que es lo mismo, de los mejillones con patatas fritas. Desde entonces Chez Leon ofrece catorce especialidades diferentes de mejillones y más de cien platos tradicionales de la cocina belga.

Vista interior del Chez León

Fundado en 1893, el establecimiento se encuentra en el corazón de la capital belga y, como reza su slogan, se trata de algo más que un restaurante, probablemente la “friture plus bruxelloise au munde”. Chez Leon pasa por ser uno de los restaurantes más visitados por nacionales y extranjeros en los aledaños de la céntrica Grand Place de Bruselas, aunque no por ello deja de ofrecer en su laberíntico local comida tradicional a precios ajustados. Lo más aconsejable es sentarse en una de sus mesas a tomar unos mejillones hervidos presentados en una pequeña cacerola y acompañados de unas patatas fritas. Los belgas son muy aficionados a estos moluscos bivalvos y lo presentan en múltiples preparaciones. En esta ocasión probamos los mejillones hervidos con cebolla, apio, pimienta y mantequilla, que dejaban en el fondo del recipiente un caldo pleno de sabor. De la mano de los mejillones nos sirvieron las patatas fritas que tienen la gracia de estar medio cocidas medio fritas en aceite vegetal, cuestión esta que a los mediterráneos nos hace evocar lo ricas que estarían con aceite de oliva.

“moule-frite”

El local es un atractivo añadido a Chez Leon. Presenta varios comedores a distintos niveles con una decoración que recuerda la historia del restaurante, con una gran colección de fotos antiguas colgadas de sus paredes.

Vídeo: Chez Leon

Pero Chez Leon no se limita a los mejillones y las patatas frites si no que ofrece una amplia carta donde abundan los frutos del mar, sopas y demás entrantes, sin descuidar las carnes y pescados a la brasa. Entre los platos más demandados se encuentran los tomates rellenos de camarones grises (crevettes) con mayonesa que es una de las entradas más típicas. Otra de las recetas estrella de la casa es el Conejo a la cerveza Kriek, una cerveza de fermentación espontánea que se obtiene tras macerar cerezas en barricas de roble donde se fermenta el Lambic.

En definitiva, un buen escaparate de la cocina tradicional belga en el centro de la ciudad.

Pablo degustando las lindezas culinarias de Chez León

Chez Leon  y las cervezas belgas

Permitirme que abra un pequeño apartado para hablar de sus cervezas. Una de las cosas que realmente saben hacer los belgas es la cerveza. Se puede decir que tienen una cerveza para cada ocasión y es fácil encontrar cocciones especiales de una misma marca para distintas épocas del año.  Todas las familias de cervezas que elaboran están impregnadas por el buen saber hacer de las brasseries belgas ya se trate de pils, blancas, rubias fuertes, ambrées, rojas, lambic-gueuze, kriek, abbaye o trappistes -para mi gusto la más emblemática del país- que a diferencia de las de abbaye la siguen fabricando los monjes en las abadías. De hecho, sólo seis marcas tienen el honor de disfrutar de la denominación trappistes: Achel, Orval, Rochefort, Westvleteren, Westmalle y Chimay (nadie debería dejar este mundo sin probar una Chimay Grand Reserva).

Esta tradición así como el empeño por ofrecer lo más representativo de la gastronomía nacional a sus clientes, ha llevado a Chez León a diseñar su propia cerveza. Para ello han contado con la sabiduría del veterano Maestro Cervecero Jean Pagura que en colaboración con la Brasserie St-Feuillien han obtenido una original cerveza rubia de alta fermentación, suave y poderosa a la vez. Sólo se puede disfrutar en este establecimiento y la sirven a presión en una gran copa de balón diseñada para la ocasión.

Recomendaciones

El fast-food belga por excelencia: Fórmula Leon que incluye mejillones, patatas fritas y cerveza Maes; todo por 12,90 euros. Los niños hasta 12 años acompañados de sus padres tienen gratis un menú infantil donde pueden elegir entre spaguetis o pollo con patatas y postre.

Pistas

Después de comer, un paseíto al fresco para sortear la normativa antitabaco y rematar comprando unos bombones de Godiva o Leónidas en la Grand Place.

Ficha Chez Leon
Dirección: Rue des Brouchers, 19.
Localidad: 1000 Bruselas
Región: Bruselas
País: Bélgica
Teléfono: (32) 02 511 14 15/ (32) 02 514 02 31
Web: www.chezleon.be
Correo electrónico: welcome@leon1893.com
Jefe de cocina: Paul Valancker
Localización: pincha aquí
Horarios: de lunes a jueves y domingos de 11h30’ a 23h003. Viernes y sábados de 11h30’ a 23h30’.
Parking: aparcamientos públicos en los alrededores
Precio: se adjunta de cinco adultos y cuatro niños.

pablo

DEJA UN COMENTARIO