¿Qué restaurante te apetece conocer?

Fedegustando te ayuda a escoger tu próximo restaurante ;)

Cocedero de marisco El Romerijo (El Puerto de Santa María – Cádiz)

Por Alejandro D. Guimaraens

 

Rotulo luminoso del exterior

Rotulo luminoso del exterior

El Romerijo es visita y parada obligada para todo aquel visitante que pase por El Puerto de Santa María. Situado en la conocida y muy bien llamada Ribera del Marisco, este local inició su actividad en el año 1952, y desde entonces sigue ofreciendo a sus clientes los mejores mariscos de la zona.

Tiene una forma de funcionamiento muy peculiar: dispone de amplios locales con terrazas en las que se acomodan los comensales, y una zona en la que cuece y despacha el marisco. Así la gente llega, ocupa su mesa, pide las bebidas a los camareros y se dirige al cocedero, donde compra, servido en unos típicos cucuruchos, el marisco que desea y que, previamente, ha podido ver en los expositores. De esta forma consiguen abaratar el precio del producto y, además, uno come lo que realmente acaba de elegir.

Vista exterior del local

También disponen de una carta muy variada, y de esta manera, el que así lo desee, puede ser atendido y servido cómodamente sentado en la mesa. Seguramente encarezca el importe de la factura, pero, lo que es seguro, es que se pierde el encanto de comer al momento el marisco que uno acaba de escoger. Personalmente, recomiendo pasarse un buen rato contemplando los distintos tipos de langostinos, quisquillas, gambas, cañaíllas, bocas, nécoras, bogavantes, cigalas…, mirar los precios y, dentro del presupuesto disponible, comprar la variedad que se desee y disfrutarlo en la terraza con una buena jarra de cerveza o una botellita  de Tío Pepe.

Alex y Begoña disfrutando del exquisito producto

En nuestro caso, nos decantamos por unas bocas (pinzas de cangrejo o  buey de mar) muy fáciles de partir, muy carnosas y con un gran sabor a mar; unas quisquillas de un color rojo rosáceo, de muy buen tamaño, gorditas y muy sabrosas; y, cómo no, unos langostinos de Sanlúcar de Barrameda, sin duda los mejores del mundo. De ellos se dice que el sabor tan fino que tienen se lo da el estar entre el agua dulce del Guadalquivir y el agua salada del Océano Atlántico, además de encontrarse frente al Coto de Doñana. Finalizamos pidiendo un cuarto kilo de otra variedad de langostino, más económico que el de Sanlúcar, pero que también estaban para chuparse los dedos, cosa que hicimos con verdadera fruición.

Sugerencias:

 

Pasear contemplando a cámara lenta los expositores, y elegir cualquier variedad del marisco que allí se exhibe, tales como cigalas, langostinos, quisquillas, bogavantes, gambas.

Acompañarlo con una jarra de cerveza bien fría, o con un vino fino de Jerez (preferentemente un Tío Pepe de las Bodegas González Byass), o una botella de manzanilla de Sanlúcar.

Ficha:

 

El Romerijo – Cocedero de Mariscos

Ribera del Marisco, s/n – El Puerto de Santa María (Cádiz)

Teléfono: 956 542 290

Página web: www.elromerijo.com

Formas de pago: Admiten tarjetas de crédito y débito.

Instalaciones:

 

Barra

Comedor interior, amplios salones y dos comedores privados.

Amplias terrazas (cubiertas y descubiertas).

Decoración práctica y funcional, con servilleteros y manteles de papel sobre los que se despliegan los cucuruchos en los que sirven el marisco.

También tienen una freiduría en el local de enfrente, con la misma forma de funcionamiento que el cocedero.

Precio:

 

Se acompaña factura de una cena para tres personas.

Precios asequibles, pero siempre dependiendo del mercado y de la categoría del marisco elegido.

Curiosidades:

 

El marisco también se puede adquirir al peso, ya cocido, y llevárselo para disfrutarlo en casa.

También se pueden adquirir sus mariscos y pescados a través de su página web y recibir el pedido en cualquier punto de la geografía española. Además ofrecen una gran gama de productos de alta calidad para  empresas.

Alex

2 Comments

  • Sí, sí, emperatriz

    Muy bueno el Romerijo, sí, señor, un clásico… Y una maravilla los langostinos de Sanlúcar, aunque llama la atención lo mucho que sube el precio comparado con los que vienen de África.

    11 Octubre, 2010 at 16:01
  • Santiago Togores

    Muy bueno el Romerijo, es curioso ver a la gente por la calle con los cucuruchos de quisquillas como si fuesen pipas.

    14 Octubre, 2010 at 10:45

DEJA UN COMENTARIO