¿Qué restaurante te apetece conocer?

Fedegustando te ayuda a escoger tu próximo restaurante ;)

Peregrinaje a la “Peixeria Mar Viva” de Corcubión

En esta ocasión hice camino al andar recorriendo paso a paso la etapa al fin del mundo, con la localidad de Cee como punto de partida. Si nos situamos en la Costa da Morte y concretamente en el tramo que el peregrino hace entre Cee y Finisterre nos toparemos con la villa marinera de Corcubión. Donde además del encanto de sus gentes y paisaje podremos disfrutar de una magnifica gastronomía donde el producto de las costas gallegas lleva por bandera fortalecer con su calidad el cansancio del peregrino.   Hoy hacemos mención de la “Peixeria Mar Viva” reconvertida a la vez en restaurante y ubicada en este precioso pueblo de pescadores. Lo original del concepto es que tú puedes elegir del grandioso escaparate el fresco pescado y marisco de calidad para llevar, o comer in situ.  Como la etapa tenía como fin el faro de Fisterra decidí hacer avituallamiento degustando unos marisquitos de este bravo litoral atlántico. La elección del día fue una degustación de marisco gallego y donde los protagonistas fueron el mejillón al vapor, percebe, y cigala a la plancha. La calidad de los productos y la preparación en su punto de cocción y sal regado con otro producto de calidade galega como es la cerveza Estrella Galicia me permitieron coger fuerzas para cumplir la etapa marcada inicialmente.  Con fuerzas recorrí una orografía de costa montaña que me permitió ver y caminar playas como las de Sardiñeiro, Langosteira llegando a un faro donde los más devotos queman a modo de ofrenda sus botas que señala el fin de un camino lleno de devoción y tesón.

Cee como punto de partida

En esta ocasión hice camino al andar recorriendo paso a paso la etapa al fin del mundo, con la localidad de Cee como punto de partida. Si nos situamos en la Costa da Morte y concretamente en el tramo que el peregrino hace entre Cee y Finisterre nos toparemos con la villa marinera de Corcubión. Donde además del encanto de sus gentes y paisaje podremos disfrutar de una magnifica gastronomía donde el producto de las costas gallegas lleva por bandera fortalecer con su calidad el cansancio del peregrino.

En esta ocasión hice camino al andar recorriendo paso a paso la etapa al fin del mundo, con la localidad de Cee como punto de partida. Si nos situamos en la Costa da Morte y concretamente en el tramo que el peregrino hace entre Cee y Finisterre nos toparemos con la villa marinera de Corcubión. Donde además del encanto de sus gentes y paisaje podremos disfrutar de una magnifica gastronomía donde el producto de las costas gallegas lleva por bandera fortalecer con su calidad el cansancio del peregrino.   Hoy hacemos mención de la “Peixeria Mar Viva” reconvertida a la vez en restaurante y ubicada en este precioso pueblo de pescadores. Lo original del concepto es que tú puedes elegir del grandioso escaparate el fresco pescado y marisco de calidad para llevar, o comer in situ.  Como la etapa tenía como fin el faro de Fisterra decidí hacer avituallamiento degustando unos marisquitos de este bravo litoral atlántico. La elección del día fue una degustación de marisco gallego y donde los protagonistas fueron el mejillón al vapor, percebe, y cigala a la plancha. La calidad de los productos y la preparación en su punto de cocción y sal regado con otro producto de calidade galega como es la cerveza Estrella Galicia me permitieron coger fuerzas para cumplir la etapa marcada inicialmente.  Con fuerzas recorrí una orografía de costa montaña que me permitió ver y caminar playas como las de Sardiñeiro, Langosteira llegando a un faro donde los más devotos queman a modo de ofrenda sus botas que señala el fin de un camino lleno de devoción y tesón.

Corcubión

Peregrinaje a la “Peixeria Mar Viva” de Corcubión (31)

Cee al fondo

Hoy hacemos mención de la “Peixeria Mar Viva” reconvertida a la vez en restaurante y ubicada en este precioso pueblo de pescadores. Lo original del concepto es que tú puedes elegir del grandioso escaparate el fresco pescado y marisco de calidad para llevar, o comer in situ.

En esta ocasión hice camino al andar recorriendo paso a paso la etapa al fin del mundo, con la localidad de Cee como punto de partida. Si nos situamos en la Costa da Morte y concretamente en el tramo que el peregrino hace entre Cee y Finisterre nos toparemos con la villa marinera de Corcubión. Donde además del encanto de sus gentes y paisaje podremos disfrutar de una magnifica gastronomía donde el producto de las costas gallegas lleva por bandera fortalecer con su calidad el cansancio del peregrino.   Hoy hacemos mención de la “Peixeria Mar Viva” reconvertida a la vez en restaurante y ubicada en este precioso pueblo de pescadores. Lo original del concepto es que tú puedes elegir del grandioso escaparate el fresco pescado y marisco de calidad para llevar, o comer in situ.  Como la etapa tenía como fin el faro de Fisterra decidí hacer avituallamiento degustando unos marisquitos de este bravo litoral atlántico. La elección del día fue una degustación de marisco gallego y donde los protagonistas fueron el mejillón al vapor, percebe, y cigala a la plancha. La calidad de los productos y la preparación en su punto de cocción y sal regado con otro producto de calidade galega como es la cerveza Estrella Galicia me permitieron coger fuerzas para cumplir la etapa marcada inicialmente.  Con fuerzas recorrí una orografía de costa montaña que me permitió ver y caminar playas como las de Sardiñeiro, Langosteira llegando a un faro donde los más devotos queman a modo de ofrenda sus botas que señala el fin de un camino lleno de devoción y tesón.

Percebes

Peregrinaje a la “Peixeria Mar Viva” de Corcubión (34)

Vista del mostrador de a Peixeria Mar Viva

Peregrinaje a la “Peixeria Mar Viva” de Corcubión (35)

Almeja en la cesta con su precio

Peregrinaje a la “Peixeria Mar Viva” de Corcubión (36)

Cigalas

Peregrinaje a la “Peixeria Mar Viva” de Corcubión (37)

El escaparate, con lubina, salmonete y virrey

Como la etapa tenía como fin el faro de Fisterra decidí hacer avituallamiento degustando unos marisquitos de este bravo litoral atlántico. La elección del día fue una degustación de marisco gallego y donde los protagonistas fueron el mejillón al vapor, percebe, y cigala a la plancha. La calidad de los productos y la preparación en su punto de cocción y sal regado con otro producto de calidade galega como es la cerveza Estrella Galicia me permitieron coger fuerzas para cumplir la etapa marcada inicialmente.

En esta ocasión hice camino al andar recorriendo paso a paso la etapa al fin del mundo, con la localidad de Cee como punto de partida. Si nos situamos en la Costa da Morte y concretamente en el tramo que el peregrino hace entre Cee y Finisterre nos toparemos con la villa marinera de Corcubión. Donde además del encanto de sus gentes y paisaje podremos disfrutar de una magnifica gastronomía donde el producto de las costas gallegas lleva por bandera fortalecer con su calidad el cansancio del peregrino.   Hoy hacemos mención de la “Peixeria Mar Viva” reconvertida a la vez en restaurante y ubicada en este precioso pueblo de pescadores. Lo original del concepto es que tú puedes elegir del grandioso escaparate el fresco pescado y marisco de calidad para llevar, o comer in situ.  Como la etapa tenía como fin el faro de Fisterra decidí hacer avituallamiento degustando unos marisquitos de este bravo litoral atlántico. La elección del día fue una degustación de marisco gallego y donde los protagonistas fueron el mejillón al vapor, percebe, y cigala a la plancha. La calidad de los productos y la preparación en su punto de cocción y sal regado con otro producto de calidade galega como es la cerveza Estrella Galicia me permitieron coger fuerzas para cumplir la etapa marcada inicialmente.  Con fuerzas recorrí una orografía de costa montaña que me permitió ver y caminar playas como las de Sardiñeiro, Langosteira llegando a un faro donde los más devotos queman a modo de ofrenda sus botas que señala el fin de un camino lleno de devoción y tesón.

Percebes

Peregrinaje a la “Peixeria Mar Viva” de Corcubión (39)

Vista de uno de los comedores

Peregrinaje a la “Peixeria Mar Viva” de Corcubión (40)

Mejilones

En esta ocasión hice camino al andar recorriendo paso a paso la etapa al fin del mundo, con la localidad de Cee como punto de partida. Si nos situamos en la Costa da Morte y concretamente en el tramo que el peregrino hace entre Cee y Finisterre nos toparemos con la villa marinera de Corcubión. Donde además del encanto de sus gentes y paisaje podremos disfrutar de una magnifica gastronomía donde el producto de las costas gallegas lleva por bandera fortalecer con su calidad el cansancio del peregrino.   Hoy hacemos mención de la “Peixeria Mar Viva” reconvertida a la vez en restaurante y ubicada en este precioso pueblo de pescadores. Lo original del concepto es que tú puedes elegir del grandioso escaparate el fresco pescado y marisco de calidad para llevar, o comer in situ.  Como la etapa tenía como fin el faro de Fisterra decidí hacer avituallamiento degustando unos marisquitos de este bravo litoral atlántico. La elección del día fue una degustación de marisco gallego y donde los protagonistas fueron el mejillón al vapor, percebe, y cigala a la plancha. La calidad de los productos y la preparación en su punto de cocción y sal regado con otro producto de calidade galega como es la cerveza Estrella Galicia me permitieron coger fuerzas para cumplir la etapa marcada inicialmente.  Con fuerzas recorrí una orografía de costa montaña que me permitió ver y caminar playas como las de Sardiñeiro, Langosteira llegando a un faro donde los más devotos queman a modo de ofrenda sus botas que señala el fin de un camino lleno de devoción y tesón.

Cigalas a la plancha

Con fuerzas recorrí una orografía de costa montaña que me permitió ver y caminar playas como las de Sardiñeiro, Langosteira llegando al faro donde los más devotos queman a modo de ofrenda sus botas que señala el fin de un camino lleno de devoción y tesón.

En esta ocasión hice camino al andar recorriendo paso a paso la etapa al fin del mundo, con la localidad de Cee como punto de partida. Si nos situamos en la Costa da Morte y concretamente en el tramo que el peregrino hace entre Cee y Finisterre nos toparemos con la villa marinera de Corcubión. Donde además del encanto de sus gentes y paisaje podremos disfrutar de una magnifica gastronomía donde el producto de las costas gallegas lleva por bandera fortalecer con su calidad el cansancio del peregrino.   Hoy hacemos mención de la “Peixeria Mar Viva” reconvertida a la vez en restaurante y ubicada en este precioso pueblo de pescadores. Lo original del concepto es que tú puedes elegir del grandioso escaparate el fresco pescado y marisco de calidad para llevar, o comer in situ.  Como la etapa tenía como fin el faro de Fisterra decidí hacer avituallamiento degustando unos marisquitos de este bravo litoral atlántico. La elección del día fue una degustación de marisco gallego y donde los protagonistas fueron el mejillón al vapor, percebe, y cigala a la plancha. La calidad de los productos y la preparación en su punto de cocción y sal regado con otro producto de calidade galega como es la cerveza Estrella Galicia me permitieron coger fuerzas para cumplir la etapa marcada inicialmente.  Con fuerzas recorrí una orografía de costa montaña que me permitió ver y caminar playas como las de Sardiñeiro, Langosteira llegando a un faro donde los más devotos queman a modo de ofrenda sus botas que señala el fin de un camino lleno de devoción y tesón.

Faro de Fisterra

Peregrinaje a la “Peixeria Mar Viva” de Corcubión (11)

Faro de Finisterre

 

En esta ocasión hice camino al andar recorriendo paso a paso la etapa al fin del mundo, con la localidad de Cee como punto de partida. Si nos situamos en la Costa da Morte y concretamente en el tramo que el peregrino hace entre Cee y Finisterre nos toparemos con la villa marinera de Corcubión. Donde además del encanto de sus gentes y paisaje podremos disfrutar de una magnifica gastronomía donde el producto de las costas gallegas lleva por bandera fortalecer con su calidad el cansancio del peregrino.   Hoy hacemos mención de la “Peixeria Mar Viva” reconvertida a la vez en restaurante y ubicada en este precioso pueblo de pescadores. Lo original del concepto es que tú puedes elegir del grandioso escaparate el fresco pescado y marisco de calidad para llevar, o comer in situ.  Como la etapa tenía como fin el faro de Fisterra decidí hacer avituallamiento degustando unos marisquitos de este bravo litoral atlántico. La elección del día fue una degustación de marisco gallego y donde los protagonistas fueron el mejillón al vapor, percebe, y cigala a la plancha. La calidad de los productos y la preparación en su punto de cocción y sal regado con otro producto de calidade galega como es la cerveza Estrella Galicia me permitieron coger fuerzas para cumplir la etapa marcada inicialmente.  Con fuerzas recorrí una orografía de costa montaña que me permitió ver y caminar playas como las de Sardiñeiro, Langosteira llegando a un faro donde los más devotos queman a modo de ofrenda sus botas que señala el fin de un camino lleno de devoción y tesón.

Playa de Sardiñeiro

En esta ocasión hice camino al andar recorriendo paso a paso la etapa al fin del mundo, con la localidad de Cee como punto de partida. Si nos situamos en la Costa da Morte y concretamente en el tramo que el peregrino hace entre Cee y Finisterre nos toparemos con la villa marinera de Corcubión. Donde además del encanto de sus gentes y paisaje podremos disfrutar de una magnifica gastronomía donde el producto de las costas gallegas lleva por bandera fortalecer con su calidad el cansancio del peregrino. Hoy hacemos mención de la “Peixeria Mar Viva” reconvertida a la vez en restaurante y ubicada en este precioso pueblo de pescadores. Lo original del concepto es que tú puedes elegir del grandioso escaparate el fresco pescado y marisco de calidad para llevar, o comer in situ. Como la etapa tenía como fin el faro de Fisterra decidí hacer avituallamiento degustando unos marisquitos de este bravo litoral atlántico. La elección del día fue una degustación de marisco gallego y donde los protagonistas fueron el mejillón al vapor, percebe, y cigala a la plancha. La calidad de los productos y la preparación en su punto de cocción y sal regado con otro producto de calidade galega como es la cerveza Estrella Galicia me permitieron coger fuerzas para cumplir la etapa marcada inicialmente. Con fuerzas recorrí una orografía de costa montaña que me permitió ver y caminar playas como las de Sardiñeiro, Langosteira llegando a un faro donde los más devotos queman a modo de ofrenda sus botas que señala el fin de un camino lleno de devoción y tesón.

Playa Langosteira

Peixeria Mar Viva
981 70 64 53
Praza Castelao, 16,
15130 Corcubión, A Coruña,
Galicia, Spain

Fede

DEJA UN COMENTARIO