¿Qué restaurante te apetece conocer?

Fedegustando te ayuda a escoger tu próximo restaurante ;)

Restaurante Licar

Por Pablo García-Ramos

Sada, la Perla de las Mariñas, villa marinera que alcanza su apogeo en los meses de verano, es un lugar muy recomendable para comer y pasear. A lo largo del puerto sadense se ubican una hilera establecimientos hosteleros que trabajan tanto la restauración ligera como la cocina de mesa y mantel. Además de añorado y hoy en día desaparecido Reina Maud que ofrecía una renovada versión de la cocina regional, encontramos uno de los clásicos de la restauración tradicional marinera gallega: Licar.

Situado al final de la avenida del puerto, Licar presenta una terraza con sala interior en planta baja y comedor principal en la primera con vistas al mar. En total puede servir cerca de cien comidas y ahí reside una de sus principales virtudes; un servicio ágil donde parece haber un buen diálogo entre cocina y camareros.

La carta es amplia y repleta de referencias marineras donde pescados y mariscos (éstos según temporada y mercado) son tratados con excelente criterio. Como entrantes destacar los chipirones de la ría, las deliciosas croquetas de marisco, la empanada casera o la ventresca de bonito con cebolla y pimientos del piquillo.

Una gran variedad de pescados (rape, merluza, bonito, rodaballos, besugo, dorada o bacalao) desfilan en su carta con diferentes y logradas preparaciones; bonito en rollo, plancha o con tomate; bacalao a la Narcisa, Licar o plancha; rape a la gallega, con zamburiñas o con salsa de almejas. Quizás algunas de estas salsas puedan parecer un poco pesadas y cargar mucho el pescado pero en general son platos que no defraudan las expectativas del comensal

Capítulo aparte merecen los arroces que tuve ocasión de probar en pasadas visitas. Cocinados y presentados en cazuela de barro, se elaboran tres especialidades: arroz con lubrigante, arroz estilo Licar (con cigalas, rape y zamburiñas) y arroz con marisco. Son para compartir y su precio oscila entre los 43 y 50 euros.

Toda esta cocina está sustentada en productos frescos de la zona que se ofrecen en temporada, además de disponer de viveros propios donde lubrigantes y otras especies esperan su traslado a la olla.

La carta de vinos es amplia y con abundantes referencias de caldos gallegos. Destacar por su relación calidad/precio el Coto de Gomariz, un ribeiro blanco fresco, muy afrutado que acabo de descubrir que se olvidaron de cobrar (no aparece en la factura y por tanto ruego discreción al lector) aunque recuerdo que su precio era de 14 euros.

Como complemento idóneo para rematar la comida, el restaurante posee una pequeña cava de puros que alberga en óptimas condiciones de humedad el habano que hará las delicias del fumador durante la sobremesa.

Por último, y aunque todos los restaurantes tienen margen de mejora en la cocina, creo que se sería prioritario dar una vuelta de tuerca tanto a la decoración como al mobiliario para contribuir a que la comida sea un placer para todos los sentidos.

Recomendaciones:
Chipirones de la ría, pescados en general y arroz estilo Licar.

Aparcamiento:
Aparcamiento en el puerto.

Horarios:
Cierra martes y 2ª quincena octubre

Situación:
Avenida del Puerto 42. Fontán. Sada. La Coruña – Galicia – España
Teléfono: 981 620 332 – 981 621 521

Forma de pago:
Admite tarjetas

Bodega: amplia selección de D.O. en la carta.

Capacidad aproximada: 90/110

Precio:
Precio medio carta: 30-50 € (se adjunta factura de 3 comensales)

Factuar del Licar en Fontán. Sada. La Coruña – Galicia – España

Fede

7 Comments

  • Federico García Poncet

    Hola Pablo, como soy un habitual de este villa marinera y a los locales hosteleros de Sada (Manel, Pepecho, Ría de Sada, Chiringuito, El Rincón del Abuelo, Canalla, El Extrémeño, La Terraza, etc) me gustaría recomendar a parte de su gastronomía, la lindeza de un paseo entre muelles y pantalanes donde se puede ver a los lugareños disfrutar del arte de la pesca y de la mar. Un abrazo, Fede

    16 Agosto, 2010 at 11:02
  • Miguel

    Fede, la próxima vez que acudas a Licar no te olvides de pedir el arroz marinado (buenísimo).

    18 Agosto, 2010 at 13:57
  • Borja

    A mi me parece bien todo hasta que te toman el pelo o te estafan. A mi es lo que me ha pasado en el Licar, y creo que es la primera vez que me enfurezco con un local de hosteleria.
    Creo que estos sitios tienen que hacer su agosto en verano, creo que es muy dificil mantenerse todo el invierno, y más en esta época de crisis. Pero lo que no esta justificado es los sablazos del verano.
    Hace dos dias cene alli con otra persona y pedimos una necora para empezar y después una ración de sus famosos chipis. En cuanto a los chipis, no digo nada. Diecisiete euros la ración de cinco chipirones me parece un exceso pero lo acato, estaba en la carta y se asume. Lo que no me parece bien es que te cobren 12 € por cada nécora y aún encima sea mala mala de solemnidad. Ni tamaño ni ria ni nada de nada. En resumen nunca más volveré por este local y pienso ponerlo verde alli por donde vaya, después de recomendarlo muchos años….

    19 Agosto, 2010 at 6:58
  • Pablo G-R

    Amigo Borja, siento esa mala experiencia que has tenido en LIcar pero mi expereincia no ha sido mala y lo que pedimos verdaderamente estaba bien.
    Sobre precios, ya sabes, si comes bien es justificado pero si te quedas insatisfecho, siempre es caro. C’est la vie.

    19 Agosto, 2010 at 22:17
  • Santiago Togores

    La verdad es que no voy mucho al Licar, pero siempre que lo hago es por las “cocochas de merluza” y los “chipirones de la ria”, además soy consciente de que me van a “sacudir”, pero, para mi, merece la pena a pesar del servicio, las incomodidades y el aspecto no muy aseado del local. Pero, salvo alguna excepción, es la hosteleria que tenemos en Fontán y en general en toda la costa turistica gallega, donde realmente el producto es de primera pero el servicio, mobiliario e instalaciones son realmente deficitarias.
    Siempre me voy de estos sitios con la sensación de que me han hecho un favor al atenderme, aunque sea en la terraza(al borde de la carretera),o axfisiandome de calor en el comedor.
    Es una pena, pero, realmente, son sitios de “batalla”.

    23 Agosto, 2010 at 9:06
  • Isabel

    Mi opinión con respecto a este establecimiento esta disociada; por un lado comparto la opinión sobre la calidad del producto que generalmente posee, pero siento tener que decir que mi última experiencia en este establecimiento, hace ya 10 años (salvo compromisos, que no he tenido hasta el momento, decidí no volver) fue mala.
    El precio fue alto, las instalaciones son pobres y el trato recibido en aquella ocasión fue burdo, por lo que si bien estoy de acuerdo que una buena calidad tiene un precio algo más elevado, también estimo necesario que el trato al cliente y las instalaciones donde se sirve han de ser acordes al mismo, característica esta última que el Licar no posee ni de lejos.

    29 Agosto, 2010 at 12:05
  • Federico G. Poncet

    Es conocido por sus arroces y pescados

    28 Julio, 2011 at 6:36

DEJA UN COMENTARIO