¿Qué restaurante te apetece conocer?

Fedegustando te ayuda a escoger tu próximo restaurante ;)

Sidrería Adolf Wagner, democrática y popular

by Pablo García-Ramos


Adolph Wagner fue un economista alemán del XIX-XX, partidario de las reformas sociales, estudioso del gasto público y figura central de una escuela económica y política social llamada socialismo de Estado, variante del Kathedersocialismo. Imagino que con la que está cayendo en este desconcertante inicio de siglo sus teorías lo llevarían directamente a la hoguera en cualquier foro bursátil del mundo occidental. En fin, que ignoro por qué este economista da nombre a una deliciosa sidrería alemana en Frankfurt, a orillas del río Mainn

Cuando entré en el establecimiento se me vino a la cabeza el título de aquel disco llamado Democrático y Popular que la banda gallega Siniestro Total lanzó al mercado hace años. Y es que se trata de una enorme sidrería típica alemana con aspecto bastante auténtico, predominio de parroquia local y menos turistas de lo que me esperaba antes de ir. Se accede a través de un patio cubierto mediante lona, un preludio bastante aproximado del bullicio que predomina en el interior. Una vez consigues mesa (en ocasiones toca compartir con otros comensales), el servicio es agradable y servicial, además de ser bastante rápido pese a la afluencia de público y las dimensiones del local. Dispone de varios salones decorados con rusticidad, muy propia de las cervecerías alemanas, donde domina la madera en mesas y bancos, servilletas de papel y cristalería que perfectamente podría ser de la abuela, terminan de ambientar el local.

Llama la atención en la carta que no hay lugar para la cerveza teniendo que optar por sidra alemana (apfelwein), una fórmula muy representativa de la región que se consigue a partir de la fermentación alcohólica del zumo de la manzana. A diferencia de la popular sidra asturiana, la apfelwein no se escancia, lo que resta la aguja que tanto valoramos en esta bebida. La sirven en una sencilla jarra de cerámica de formas redondeadas.

En cuanto a los platos, presentan el abanico básico de la cocina alemana donde entran salchichas, codillo, chucrut, y demás viandas que siempre asociamos al país teutón, a precios muy populares. En nuestro caso optamos por compartir codillo al horno y salchichas de Nuremberg, ambos platos acompañados de chucrut y patatas al horno. Como singularidad comentar que el codillo lo preparan al horno y presenta la corteza muy tostada, churruscada.

Curiosidades

La web reproduce el sonido ambiente del local, muy bullicioso al estar frecuentado por gente joven.

En verano tiene un agradable y amplio jardín donde se puede comer y beber al aire libre. Muy recomendable para fumadores.

Ficha Adolf Wagner

Nombre: Apfelwein Wagner
Dirección: Schweizer Straße 71
Localidad: D-60594 Frankfurt am Main
Región: Hesse
País: Alemania
Teléfono: +49 (0)69 / 61 25 65
Fax: +49 (0)69 / 61 14 45
Correo electrónico: E-mail: info@apfelwein-wagner.com
Web: http://www.apfelwein-wagner.com/
Localización: pincha aquí
Horario: Abierto a diario desde las 11 de la mañana hasta medianoche
Parking: aparcamientos públicos en los alrededores
Precio: cena informal para cuatro adultos, 23,80 euros.

Fede

3 Comments

  • Santiago Togores

    Buen articulo Pablo, esta bien que aproveches para hacer un poco de historia y nos aportes conocimiento, no todo va a ser comida.
    Soy un amante del codillo y seguro que estaba riquisimo, pero también os recuerdo que en nuestra querida ciudad de La Coruña, tenemos locales que lo preparan magnificamente, como son El Sauce y O´Recodo,incluso el Culuca que lo prpara prensado también esta muy bueno. Estos sitios los podeis ver en esta pagina gastronomica.

    22 Marzo, 2011 at 13:12
  • PG-R

    Creo que el Sauce y el Culuca, en una versión deshuesada, son las mejores opciones para tomar el codillo en LC, aunque añadiría el Pazo de Vilaboa.
    Como amante del codillo y otros despieces del cerdo, me gusta probar en otros locales esta receta y hacer comparaciones nada odiosas sobre su elaboración en distintos establecimientos.
    En este caso me sortendió la piel churruscada del codillo al horno, muy crujente, muy cercana a las cortezas de cerdo.

    22 Marzo, 2011 at 17:34
  • Fede

    Yo no probé el codillo en el Culuca, pero tengo que decir que tanto la versión de Pazo de Vilaboa con grelos como la del Sauce con chucrut me parecen una combinación perfecta. Las dos recetas se sirven con puré de patata y el codillo sin deshuesar y cocido. Por último, apuntar que probaré la recta de Chisco, deshuesado y asado, que a buen seguro estará riquísima.

    22 Marzo, 2011 at 18:58

DEJA UN COMENTARIO